“Solo pierdes cuando no lo intentas o te rindes, y eso no lo he hecho nunca”

Son muchas las personas que sienten una admiración especial hacia Teresa Perales, por lo que representa, por sus valores. Alfonso Miñarro, trabajador de Telefónica, es una de esas personas. Él pudo compartir unos minutos con nuestra embajadora y de ese encuentro salió una inspiradora entrevista, que ha querido compartir con nosotros y que recogemos en este post. ¡Gracias Alfonso y gracias, una vez más, Teresa!

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+

Teresa Perales es reconocida por su admirable palmarés deportivo en natación (26 medallas Paralímpicas, 17 en Campeonatos Mundiales y 37 en Campeonatos Europeos), convirtiéndose en la deportista española más laureada. Su concepción de vida, capacidad de trabajo y sacrificio, unidos a su sempiterna sonrisa generadora de ilusión, son todo un ejemplo.

Embajadora de Fundación Telefónica, experta en coaching personal y deportivo, imparte conferencias y seminarios, a nivel internacional, sobre temas relacionados con la actitud, la motivación y el deporte. En su incursión en el mundo del cine, ha protagonizado con notable éxito ‘Servicio Técnico’ un corto del director Javier Fesser. Recientemente, ha sido investida Doctora Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, agrandando aún más su currículo.

Pregunta: Teresa, tras cinco participaciones consecutivas en juegos paralímpicos (desde Sídney 2000 a Rio 2016) y la consecución de 26 medallas, ¿cuáles han sido las principales motivaciones para permanecer en la alta competición durante tantos años?

Respuesta: El deseo de superarme cada día. Me encanta competir y ver que todavía puedo hacerlo, después de tantos años, me motiva mucho. Saber que no fue cosa de una vez, ni de la casualidad, me hace soñar con más.

P: Supongo que tendrá momentos de flaqueza en los que posiblemente no le apetezca ir a entrenar. ¿Con qué argumentos del tipo “tengo que”, la Teresa voluntariosa convence a esa otra Teresa remolona?

R: Convirtiendo el “tengo que” en “quiero”. Quiero ganar y sé que, para eso, lo primero es entrenar.

P: En la consecución de sus triunfos deportivos, ¿qué importancia le otorga a la tecnología? ¿Con qué medios técnicos cuenta para mejorar sus marcas personales?

R: Me gusta mucho entrenar con tecnología. Llevo años mejorando mis entrenamientos gracias a ello. Utilizo desde pulsómetro (con conexión a ordenador y móvil para ver datos instantáneos o gráficas posteriores, y acomodar el siguiente entrenamiento), medidor de lactato, en determinados momentos también uso ergómetros, con medición digital de fuerza, pulsi-oxímetros para ver la saturación de oxígeno, me grabo algún entrenamiento para corregir la técnica… En fin, creo que hay que aprovechar las oportunidades que dan las nuevas tecnologías, sobre todo por la gran cantidad de información que te dan y que te permiten mejoras significativas.

Afrontar los cambios con una buena actitud puede ser el germen de una gran oportunidad

P: Teresa, ¿qué aprendizaje extrae, tras su última participación paralímpica, cuando por primera vez en su carrera deportiva no logra subir al podio en dos de las finales en las que participaba?

R: El mayor aprendizaje de todos: que nunca he perdido ninguna medalla, solo dejé de ganar dos en Río. Solo pierdes cuando no lo intentas o cuando te rindes y eso no lo he hecho nunca. Se me escaparon dos medallas que deseaba con toda mi alma, pero me siento muy orgullosa de cómo fui capaz de reponerme y pensar en las siguientes pruebas. Es muy importante saber relativizar, y yo lo hice.

P: Para cumplir con sus objetivos, trabaja la fuerza mental, destacando el beneficio que le aporta el ejercicio de visualización previo a la realización de una prueba (pone el ejemplo de Londres 2012- Final de 100m libres) ¿Hay algún momento óptimo, un ambiente idóneo, una técnica específica para sacarle el máximo provecho a dicho ejercicio?

R: He visualizado durante horas, días y años ese momento de la competición importante (los Juegos). Cada una de las pruebas en las que participo son mi día “D” y hora “H”. Llegado ese punto, todo lo demás pasa a un segundo plano. Estoy preparada, siempre. Es mi momento y lo disfruto. Aunque me ponga nerviosa, que es normal, no dejo que la presión me bloquee, porque de manera automática se activa en mi cerebro un proceso que he entrenado millones de veces anteriormente. Por eso y porque me siento privilegiada de poder vivir algo así.

P: ¿Se considera una persona creativa? En uno de los pasajes de la novela “la mecánica del corazón” de Mathias Malzieu, el mago Méliès le comenta al joven Jack la importancia del estado de barbecho en el proceso creativo, en otras palabras “Avanzar requiere parar” ¿Planifica con antelación sus tiempos de parada?

R: Sí, los planifico. Considero que es muy importante saber parar a tiempo, así como aprender a deconstruir para poder volver a hacerlo bien. Con el paso de los años, he descubierto que es muy bueno poner en práctica las dos cosas, pero no solo para el terreno deportivo sino para cualquiera.

Si cada uno de nosotros echáramos una mano a alguien a quien no conocemos, el mundo funcionaria un poco mejor

P: Comprometida con causas solidarias, realiza, entre otras, voluntariado corporativo en la Fundación Telefónica, colabora con la Fundación Vicente Ferrer en el proyecto ‘De mujer a mujer’ o como trovadora en la Fundación Theodora, aportando su cuento ‘Cuando Doña Esperanza se perdió’, para el libro ‘Cartas y Cuentos para ser Felices ¡por narices!’. Personalmente, ¿qué le aporta su participación en estas causas? ¿Cómo nos animaría a implicarnos más con causas similares?

R: Lo hago porque me siento muy bien haciéndolo. Forma parte de mi manera de amar la vida. En el mundo no vale mirarse siempre el ombligo porque no te lleva a ninguna parte. Si cada uno de nosotros echáramos una mano a alguien a quien no conocemos, el mundo funcionaria un poco mejor.

P: Teresa, con los limones que la vida le ha dado, ha sido capaz de preparar limonada, transformando adversidad en oportunidad. Desde su experiencia y con el conocimiento adquirido durante todo este tiempo, ¿podría dar algún consejo a alguien, al que por el motivo que fuese, le cambie su situación física de forma repentina?

R: Que por muy tentador que sea, no se quede con la primera impresión. Cuando te atreves a afrontar los cambios con una buena actitud, pueden ser el germen de la mayor oportunidad de tu vida. Nunca se sabe. Yo aprendí a nadar justo después de sentarme en la silla de ruedas por primera vez, y descubrí que sabía nadar.

En clave personal:

– Una medalla sabe a … gloria

– Cuando subo a un podio, pienso en … todos los que me han ayudado a llegar hasta ahí y en mi padre (que falleció cuando yo tenía 15 años)

– Momentos previos a una prueba, suelo escuchar a modo de inspiración … ‘Heroes live forever’ de Vanesa Amorosi y una lista de música épica.

– Cuando por exigencias de trabajo o competición necesito ausentarme de casa durante días, en mi maleta no falta … un poco de chocolate, algún dibujo de mi hijo, ordenador o tablet.

– Mi lugar predilecto es … mi casa, con mi familia.

– Como aficionada a los musicales, el último del que tuve ocasión de disfrutar fue … ‘El rey león’ en el teatro, por cuarta vez, y ‘La La Land’ en el cine.

– La afición/distracción con la que disfruto enormemente es … leyendo

– Con familia y amigos, me suelo comunicar mediante … si puedo en persona, mejor, y si no, con el móvil, preferiblemente llamada.

– Las citas de inicio de los capítulos de ‘Mi vida sobre ruedas’ corresponden a frases de actrices/actores y sus respectivas películas porque … en casa somos muy cinéfilos.